SALIR DE LA DEPRESIÓN
salir de la depresión

SALIR DE LA DEPRESIÓN

Salir de la depresión es difícil hacerlo uno solo. Pero es posible salir de ella, cuando entendemos lo que nos ha llevado a ella.

Todo lo que nos ocurre, aunque venga en formato doloroso, es también una oportunidad.

Una oportunidad para ver si nuestra vida la llevamos hacia donde de verdad queríamos llevarla hace años.

Se puede hacer eso..?

Sí.

Conocerse uno a sí mismo es fundamental cuando sentimos sensaciones que no entendemos.

Muchas veces nos invaden sentimientos de soledad, de pereza, de tristeza y aun así seguimos adelante.

Le otorgamos al tiempo propiedades curativas mágicas, cuando creemos que el tiempo por sí mismo nos sacará de ahí.

Y sacamos fuerzas de flaqueza, pero sin hacer ningún cambio en nuestro interior o nuestro entorno que vaya más allá de  procurar estar entretenidos y reír todo lo que podamos.

Para salir de la depresión hace falta algo más.

Hace falta pararse. Detener nuestro ritmo vital, que nos tiene casi siempre demasiado ocupados para mirarnos a nosotros mismos.

Y observarnos en otro ritmo. Un ritmo que nos permita estar más conectados con nosotros. Que nos ayude a ver qué está ocurriendo en nuestra vida.

Entonces tenemos una oportunidad para salir de la depresión, o de cualquier otro sentimiento que nos tenga prisioneros.

Cambiar de enfoque, de visión. Acercarnos a nosotros mismos desde otro ángulo y vernos desde fuera. Compartir lo que descubrimos de nosotros mientras hacemos introspección. Escuchar otras alternativas a las que nosotros vemos.

Recordar que somos libres. Que podemos diseñar nuestra vida como decidamos hacerlo.

Que nos hacemos daño muchas veces sosteniendo decisiones equivocadas sin atrevernos a cambiarlas.

Todas estas posibilidades son recursos que ayudan a salir de la depresión. A entender qué nos ha ocurrido y cómo resolverlo.

La depresión es una oportunidad para ganar auto conocimiento. Salir fortalecidos y con más ganas de vivir y de acercarnos a nuestras verdaderas ilusiones personales .

Deja un comentario